Despliegue forzado mediante la tarea de instalación remota de Kaspersky Security Center

Si debe empezar a desplegar Agentes de red u otras aplicaciones inmediatamente, sin esperar la próxima vez que los dispositivos de destino inicien sesión en el dominio, o si están disponibles dispositivos de destino que no sean miembros del dominio de Active Directory, puede forzar la instalación de paquetes de instalación seleccionados a través de la tarea de instalación remota de Kaspersky Security Center.

En este caso, puede especificar dispositivos de destino ya sea explícitamente (con una lista) o al seleccionar el grupo de administración de Kaspersky Security Center al cual pertenecen, o al crear una selección de dispositivos basada en un criterio específico. El tiempo del inicio de la instalación es definido por la programación de la tarea. Si el parámetro Ejecutar tareas no realizadas está activado en las propiedades de la tarea, la tarea se puede ejecutar inmediatamente después de que se enciendan los dispositivos de destino o cuando se muevan al grupo de administración de destino.

Este tipo de instalación consiste en la copia de archivos al recurso administrativo (admin$) en cada dispositivo y la realización del registro remoto de los servicios compatibles en ellos. Las siguientes condiciones deben cumplirse en este caso:

Los dispositivos en los grupos de trabajo pueden ajustarse de acuerdo con los requisitos indicados anteriormente usando la utilidad riprep.exe, que se describe en el sitio web del Servicio de soporte técnico de Kaspersky Lab.

Durante la instalación en nuevos dispositivos que todavía no se han asignado a ninguno de los grupos de administración de Kaspersky Security Center, puede abrir las propiedades de la tarea de instalación remota y especificar el grupo de administración al cual se moverán los dispositivos después de la instalación del Agente de red.

Al crear una tarea de grupo, tenga en cuenta que cada tarea de grupo afecta todos los dispositivos en todos los grupos anidados dentro de un grupo seleccionado. Por lo tanto, debe evitar duplicar las tareas de instalación en los subgrupos.

La instalación automática es una forma simplificada de crear tareas para la instalación forzada de aplicaciones. Para hacer esto, abra las propiedades del grupo de administración, abra la lista de paquetes de instalación y seleccione los que deben instalarse en los dispositivos en este grupo. Como resultado, los paquetes de instalación seleccionados se instalarán automáticamente en todos los dispositivos en este grupo y todos sus subgrupos. El intervalo de tiempo durante el cual los paquetes se instalarán depende del rendimiento de la red y del número total de dispositivos en red.

La instalación forzada también se puede aplicar si el Servidor de administración no puede acceder a los dispositivos directamente: por ejemplo, los dispositivos están en redes aisladas, o están en una red local mientras que el elemento del Servidor de administración está en la DMZ. Para que la instalación forzada sea posible, debe proporcionar puntos de distribución a cada una de las redes aisladas.

Usar puntos de distribución como centros de instalación locales también puede ser útil al realizar la instalación en dispositivos en subredes comunicados con el Servidor de administración mediante un canal de capacidad reducida mientras está disponible un canal más amplio entre dispositivos en la misma subred. Sin embargo, tenga en cuenta que este método de instalación coloca una carga significativa en los dispositivos que actúan como puntos de distribución. Por lo tanto, se recomienda que seleccione dispositivos eficaces con unidades de almacenamiento de alto rendimiento como puntos de distribución. Además, el espacio disponible en disco en la partición con la carpeta %ALLUSERSPROFILE%\Application Data\KasperskyLab\adminkit debe superar, por muchas veces, el tamaño total de los paquetes de distribución de las aplicaciones instaladas.

Subir