Administrar directivas

Las aplicaciones instaladas en los dispositivos cliente se configuran de modo centralizado a través de la definición de directivas.

Las directivas creadas para las aplicaciones de un grupo de administración se muestran en el espacio de trabajo de la ficha Directivas. Delante del nombre de cada directiva, se muestra un icono con su estado.

Después de eliminar o revocar una directiva, la aplicación continúa trabajando con la configuración especificada en la directiva. Posteriormente, esa configuración se puede modificar manualmente.

Una directiva rige de la siguiente manera: si un dispositivo está ejecutando tareas residentes (tareas de protección en tiempo real), estas continúan ejecutándose con los nuevos valores de la configuración. Cualquier tarea periódica (análisis a pedido, actualización de bases de datos de la aplicación) que haya comenzado se seguirá ejecutando con los valores sin modificar. La próxima vez, se ejecutarán con los valores de parámetro nuevos.

Las directivas para aplicaciones con soporte de multitenencia se heredan a grupos de administración de nivel inferior así como a grupos de administración de nivel superior: la directiva se propaga a todos los dispositivos cliente en los que está instalada la aplicación.

Si los Servidores de administración tienen una estructura jerárquica, los Servidores secundarios reciben directivas del Servidor de administración principal y las distribuyen a los dispositivos cliente. Cuando está habilitada la herencia, la configuración de la directiva se puede modificar en el Servidor de administración principal. Luego de ello, cualquier cambio realizado a la configuración de la directiva se propaga a las directivas heredadas de los Servidores de administración secundarios.

Si finaliza la conexión entre los Servidores de administración principal y secundario, la directiva en el Servidor secundario seguirá usando la configuración aplicada. La configuración de la directiva modificada en el Servidor de administración principal se distribuye a un Servidor de administración secundario una vez restablecida la conexión.

Si se deshabilita la herencia, la configuración de la directiva se puede modificar en un Servidor de administración secundario, independientemente del Servidor de administración principal.

Si se interrumpe la conexión entre un Servidor de administración y un dispositivo cliente, el dispositivo cliente empezará a trabajar con la directiva fuera de la oficina (si está definida) o la directiva seguirá usando los parámetros aplicados hasta que se restablezca la conexión.

Los resultados de la distribución de directivas en el Servidor de administración secundario se muestran en la ventana de propiedades de la directiva en la consola del Servidor de administración principal.

Los resultados de la distribución de directivas en dispositivos cliente se muestran en la ventana de propiedades de la directiva del Servidor de administración al que están conectados.

No use datos privados en la configuración de directivas. Por ejemplo, evite especificar la contraseña del administrador de dominio.

En esta sección

Crear una directiva

Mostrar directiva heredada en un subgrupo

Activar una directiva

Activar una directiva automáticamente en el evento de brote de virus

Aplicación de una directiva fuera de la oficina

Modificación de una directiva. Deshacer cambios

Comparación de directivas

Eliminar una directiva

Copiar una directiva

Exportación de una directiva

Importación de una directiva

Convertir directivas

Administración de perfiles de directivas

Principio de página