Organización de la protección del equipo

Kaspersky Endpoint Security ofrece una protección completa al equipo frente a varios tipos de amenazas, ataques de red e intentos de suplantación de identidad (phishing).

Un componente específico gestiona cada tipo de amenaza. Los componentes se pueden activar o desactivar de forma independiente y es posible configurar su configuración.

Además de la protección en tiempo real que ofrecen los componentes de la aplicación, es recomendable que analice regularmente el equipo en busca de virus y otras amenazas. Esto ayuda a descartar la posibilidad de que se extienda el software malicioso (malware) que los componentes de protección no han detectado debido a una configuración de nivel de seguridad baja o a otros motivos.

Para mantener actualizado Kaspersky Endpoint Security, debe actualizar las bases de datos y los módulos que la aplicación utiliza. De forma predeterminada, la aplicación se actualiza automáticamente, pero, si es necesario, puede actualizar las bases de datos y los módulos de la aplicación manualmente.

Los siguientes componentes de aplicaciones son componentes de control:

El funcionamiento de los componentes de control se basa en las siguientes reglas:

Los siguientes componentes de aplicaciones son componentes de protección:

Las siguientes tareas se proporcionan en Kaspersky Endpoint Security:

La funcionalidad de cifrado de archivos le permite cifrar los archivos y las carpetas que se almacenan en las unidades del equipo local. La funcionalidad de cifrado de unidades le permite cifrar los discos duros y las unidades extraíbles.

Administración remota a través de Kaspersky Security Center

Kaspersky Security Center permite iniciar y detener de forma remota Kaspersky Endpoint Security en el equipo de un cliente, así como gestionar y configurar los parámetros de la aplicación de forma remota.

Funciones de servicio de la aplicación

Kaspersky Endpoint Security incluye varias funciones de servicio. La finalidad de las funciones de servicio es mantener actualizada la aplicación, ampliar la funcionalidad y ayudar al usuario a utilizarla.

Si la aplicación devuelve un error o se cuelga durante el funcionamiento, puede reiniciarse automáticamente.

Si la aplicación encuentra errores recurrentes que provocan el fallo de la aplicación, esta realiza las operaciones siguientes:

  1. Desactiva las funciones de control y protección (la funcionalidad de cifrado permanece activa).
  2. Informa al usuario de que las funciones se han desactivado.
  3. Trata de restablecer la funcionalidad de la aplicación después de actualizar las bases de datos de antivirus o de aplicar las actualizaciones de los módulos de la aplicación.

La aplicación recibe información sobre errores periódicos y el sistema se cuelga mediante algoritmos definidos expresamente por los expertos de Kaspersky Lab.

Inicio de página